Costura en eses

Costura usada en infinidad de implementos del recado gaucho y muy especialmente para unir las dos tablas de lonja de los arreadores.

Trenzado, costura en eses

Se comienza por marcar las hendiduras (puede hacerse con una ruleta para mayor prolijidad) que señala los puntos (a, b, c, d, etc.) a igual distancia unos de otros, y se hacen luego las perforaciones con la lezna para costuras.

La costura puede tener el ancho que uno desee (distancia entre a-i).

Explicación de la Figura 35. El extremo (S) del tiento, viniendo de atrás de la lonja pasa al frente por el agujero hecho con la lezna marcado con la letra (a). Va hacia atrás por (b) y dando la vuelta aparece en (a) otra vez. Hace un recorrido por el frente y se introduce por (j), da la vuelta por detrás y aparece en (i), va hacia (c) que atraviesa saliendo por detrás de la lonja volviendo al frente por (b) y de allí a (k) da vuelta y aparece en (j) y de allí a (d) y así sucesivamente hasta obtener el largo deseado. Al final se asegura como se hizo en su arranque.

Trenzado, costura en eses terminada

Para lograr que este trabajo quede bien terminado deberá preparársele la "cama" a la costura antes de efectuarla, es decir, rebajar el cuero de la lonja en la parte que correspondería al rectángulo que luego ocupará la costura (i, a, o, h), de manera que al quedar concluído el trabajo aparezca la costura embutida en la lonja.

Utilizando un tiento más o menos ancho, o empleando una ruleta que haga las marcas de las perforaciones a menor distancia, puede lograrse que la costura tenga un aspecto más compacto, como se puede apreciar en la Figura 36.



Anterior: Sortija de una pasada
Siguiente: Costura en escalera